12/22/2018

TARQUE

Quizás uno de los mejores discos de rock nacional de este año, es el que se ha marcado Carlos Tarque, dando rienda suelta a su vena más rockera, aquella que tantos fans veteranos de M-Clan echaban de menos, y que aquí está completamente de vuelta, mostrando su amor por el rock clásico, algo que nunca ha dejado de hacer su banda madre, por otro lado. Acompañándose del enorme Carlos Raya a la guitarra, y una base rítmica más que compacta, con Iván "Chapo" González al bajo, y Goki Jiménez a la batería, encontramos descargas de puro rock &roll stoniano en temas como "Bailo" o "Donde Nace El R&R", reminiscencias de Free en el riff inicial de "Ahora Y En La Hora", incluencias de Bad Company en la pegadiza "Heartbreaker", regustillo a lo AC/DC en el riff de ese pedazo de blues rock llamado "El Diablo Me Acompañará", la hendrixiana guitarra que adorna la preciosa "Lobo Solitario", el southern rock de "Juicio Final", "Janis, Amy Y Billie", dedicada a las tres grandes cantantes, que recuerda al mejor Rod Stewart, otro pedazo de hard rock inspirado en AC/DC y Stones como es "Electroshock", y cerrando el disco, con broche de oro, otra andanada a lo Free que se llama "Cactus En El Corazón", con ese cambio a mitad de tema, que recuerda a los Who. El disco es toda una declaración de amor al rock clásico con el que ha crecido este hombre, al que imprime esa voz suya tan llena de feeling y carisma, y unos músicos que tocan de lujo. Y también tenía que hablar de la gira de presentación del disco, en la sala But. Cuando escribo estas líneas, habrá empezado ya su segunda noche, y seguramente será tan grande como la que vimos ayer. Prácticamente tocando todo el disco, y además completando con temas muy bien escogidos de M-Clan como "Llamando A La Tierra", "Miedo", el blues de "Se Hizo De Noche Cuando Te Conocí", y "Calle Sin Luz", junto a muy buenas versiones de "Fire And Water" de Free, "Evil", pero no la versión de Howlin' Wolf, sino más bien la de Cactus, y por supuesto, y más habiendo tocado Rosendo la noche anterior en Madrid, "Qué Desilusión" de Leño. Si no has visto esta gira porque eres de los que ya no siguen a M-Clan, te estás perdiendo un pedazo de banda en directo, y a uno de los mejores cantantes y frontmen españoles encima de un escenario, con un repertorio que tira de espaldas.

11/03/2018

PUES YA HE VISTO BOHEMIAN RHAPSODY...

...y me ha encantado, qué quieren que les diga. Si ustedes aman la música de Queen, la cinta de Bryan Singer es una celebración de la misma, en la que se nota la supervisión de todo el proyecto a cargo de Brian May y Roger Taylor. No hagan caso de las críticas, de que si no son demasiado explícitos con la drogadicción, los excesos y la homosexualidad de Mercury. Eso está ahí, pero no recreándose con ello, en plan salseo. Obviamente es una película de Hollywood, y no van a ser tan idiotas de ponerse la etiqueta de R, para recaudar menos. La cinta tiene sus errores, en cuanto a canciones que aparecen en el momento histórico equivocado, pero eso no afecta a lo que es la película (y además, es cine, no un documental. Quien quiera algo totalmente fiel a la historia de la banda, tiene montones de documentales y biografías), que es lo que he dicho más arriba. Una celebración de la banda y de su música. Tiene sus momentos divertidos (el gag en el que el productor discográfico que les rechaza la canción de "Bohemian Rhapsody", diciendo que ese tema nunca hará mover la cabeza a unos chavales al oírla en la radio del coche, en clara alusión al papel de Mike Myers en "Wayne's World", mola muchísimo), y momentos emotivos, como los últimos 20 minutos del filme. Todas las interpretaciones, así como las caracterizaciones están sublimes, y Rami Malek se merece el Oscar desde ya mismo.




6/28/2018

SOBRE LA FAMOSA FOTO

Ayer, Fito la liaba parda por una foto que apareció en internet, en la cual, aparecía fotografiado con cierto político de derecha ultraliberal, que por lo visto, es fan de sus tonadillas.  Mucha gente echándose las manos a la cabeza, y sorprendida por semejante acontecimiento. Bueno, en mi humilde opinión, no debería de sorprender a nadie. Fito, desde que emprendió su carrera en solitario, aspiraba a meterse en el mainstream, con un rock sin aristas, suavecito para sonar en las radios comerciales, bien producido, muy bien hecho, pero aséptico y apolítico a más no poder. Comprensiblemente, este tipo de música, y entrar en la liga de los Loquillos, Calamaros, Sabinas y demás, hace que todos los felipes se sientan atraídos por lo tuyo, como las moscas a la mierda, y que los políticos de mierda deseen hacerse la foto con ellos, para dárselas de modernos y enrollados, y a ti bien que te viene, para vender discos y entradas para conciertos como putas rosquillas. El rock de Fito y sus Fitipaldis, es inofensivo, y la consecuencia lógica es esa foto. Al menos, una banda vapuleada por el rockero true medio, que también llevan años en el mainstream,  como M-Clan, le echó huevos, y en directo, en "Las Calles Están Ardiendo", se mojaron, invitando a que el Drogas recitara el "Sotanas" de su disco con Barricada. Pero lo del Cabrales, suele ser la postura que adoptan todos los artistas españoles, en cuanto suenan en los Cuarenta. Vamos, previsible.


                                          "Venga, que rulen esas lonchas españolas"


Peor me parece el caso de rockerazos contestatarios en el pasado, que hacían temas como "Resistiré", y te dicen a la mínima eso de "contra el poder, siempre", perdiendo sus culos por aparecer en ciertas cadenas de televisión y hasta haciendo escudos para políticos de mierda. Uno no sabe si es demencia senil, o que estos rockerazos, han sido toda su vida unos farsantes.



Podríamos decir que los rockeros en los USA siempre han tenido esos guiños con el poder, desde que Elvis conoció a Nixon, pasando por esos conciertos que daba Obama en la Whitehouse, con un montón de grandes figuras del blues y el rock,  con mejor gusto que aquí Franco en sus recepciones de El Pardo, mientras asesinaba moros en Libia y Siria. Pero es que, allí, el blues y el rock tan parte de la cultura del país, que es hasta normal que a los políticos les guste, y además la mentalidad del americano medio, no es la del español medio. Por progres que sean, son más patriotas y fachas que aquí, y es hasta normal. Así que, no. No es lo mismo.

3/31/2018

JUDAS PRIEST

                                                                "FIREPOWER"



Llego un pelín tarde con esta critica sobre el décimo octavo trabajo de los de Birmingham, cuando ya están presentándolo en directo, pero así son las cosas. El caso es que, si "Redeemer Of Souls", su anterior trabajo del 2014, ya me dejó con muy buen sabor de boca, "Firepower" me parece incluso superior, hasta el límite de que me parece su mejor disco en años. Desde los tiempos de Painkiller, y no creo exagerar. Han vuelto a lo que mejor saben hacer, heavy metal clásico marca de la casa, con temas con vocación de himnos, y con la producción nuevamente de Tom Allon, que algo ha influído para que muchos temas nos lleven de regreso a sus mejores discos de los 80, como parece indicar hasta la misma portada del disco. El tema que da título al disco, o "Lightning Strikes" podrían encajar sin problemas en "Painkiller", así como "Evil Never Dies" o "Never The Heroes" en un "Screamming For Vengeance", "Necromancer" en un "Defenders Of The Faith", o "Children Of The Sun" en trabajos de finales de los 70, como "Killing Machine". Hasta la épica "Guardians" trae ecos de obras como "Sad Wings Of Destiny" con ese piano sonando el escaso tiempo que dura, a modo de intro para otro temazo como es "Rising From Ruins". "Flame Thrower" es otro pildorazo que suena a Judas Priest de toda la vida, y que no desentonaría en un "Stained Class" o un "Brittish Steel", al igual que "Spectre". "Traitors Gate" es épica y poderosa a partes iguales, "No Surrender" es una muestra magistral de que comercialidad y caña pueden ir juntas de la mano. "Lone Wolf" muestra la querencia que siempre han tenido los Priest por sus vecinos los Sabbath, Y la preciosa "Sea Of Red" pone el broche de oro final al disco. Ritchie Faulkner ya se ha hecho con el galón en la banda y está pletórico a las guitarras en el disco. Es una pena que Tipton no pueda hacer la gira (aunque aparece en algunos shows en los bises) por su enfermedad, pero Faulkner y el coproductor de la obra y guitarrista Andy Sneap, cumplirán con creces. Lo dicho, Quizás "Firepower" no sea tan brutal como "Brittish Steel", "Screamming" o cualquiera de sus clásicos, pero está muy a la altura, es más que digno, y es lo mejor que pueden ofrecer a estas alturas, que no es moco de pago. Me muero de ganas de volver a verles en directo.

1/12/2018

FAST EDDIE CLARKE R.I.P.

Tristísima noticia la que nos sacudió anteayer a todos los fans del rock en general, y de Motorhead en particular, con el fallecimiento de su guitarrista de la formación clásica, Fast Eddie Clarke. Con sus riffs afilados y certeros, y su estilo sencillo, pero matador, Clarke contribuyó a crear el sonido que definiría a la banda, junto a la batería de Philty Animal Taylor, y por supuesto el bajo y la voz de Lemmy. No sólo eso, sino que además, también llegó a compartir voces con el lider de la banda, en algún tema, demostrando tener muy buen potencial para cantar en el grupo. Con él, desaparece la formación clásica, y el vacío en el rock&roll se hace mucho más grande. Una enorme pérdida.

12/06/2017

MIS DISCOS FAVORITOS DE SOUTHERN ROCK (4ª PARTE)

Terminamos ya esta serie de artículos sobre mis discos preferidos de este estilo, con una banda que practica rock que podría haber sido parido en Texas, pero desde Suecia, y los pesos pesados del género. Empezamos.


BACKDRAFT 

 "HERE TO SAVE YOU ALL"

 "THE SECOND COMING"


Esta banda, que podría haber nacido en Jacksonville, pero nació en Estocolmo, parió a comienzos de los 2000, estos dos imponentes discazos. El primero de ellos, lo llegaron a presentar en España, en el Festival Serie Z, sorprendiendo a propios y extraños, con temazos por los que otras bandas del género hubieran matado, de la talla de "Convoy", "Wicked Man", "Angels High", o pelotazos hard rockeros como "See You Burn".

 En el 2007, la hardrockera "Just Ain't Right" abría su segundo disco, llamado con el original título de "The Second coming", en el que el hard rock con pelotas, se daba la mano con el southern, con temazos del calibre de "Backstabbin' Bastards", "Cannonball", "Oldtimer", o "Game Of Life". Una muestra de cómo lo que se conoce como rock sureño, se había globalizado desde los 90 en adelante, con bandas como los que nos ocupan, o en Japón The Savoy Truffle, o en España los primeros M-Clan


 


 M CLAN

 "UN BUEN MOMENTO"


 "COLISEUM"


Cuántas alegrías nos dieron estos murcianos con éstos sus dos primeros trabajos, el primero, grabado en Memphis, y producido por Jeff Powell, con colaboraciones como la de Susan Marshall de The Mother Station a los coros. Carlos Tarque, a lo largo del disco, nos demostraba su enorme carisma como cantante, y su excelente voz, y Santiago Campillo nos demostraba que era uno de los mejores guitarristas de este país. La banda sonaba de lujo en temas como "Se Calienta", "En Mis Manos" tema con mucha influencia de Savoy Brown, el rock&roll de "Un Buen Momento", la boogie "Volando Alto", "Miro Atrás", "Dentro De La Esfera", el single enorme de "Perdido En La Ciudad", o "Donde El Río Hierve", por citar unas cuantas canciones. Grandioso debut.


 


 Y Coliseum no se quedaba atrás, sonando quizás más hard rockero, y con pistoletazos tales como "Deja Que Lo Muerda", "Nacional 120", la macarra "Maxi Ha Vuelto", que recordaba a los Four Horsemen, "¿Dónde Está La Revolución", o "Algo Más Fuerte". También había sitio para el blues, como lo demostraba "Desde Los Tejados", temones con épica sureña como "Recuerdo", baladones como "Canción Sin Retorno", himnos sureños como "Vuelve", con el excelente piano de Iñigo Uribe, o "Cierto Sabor Amargo", con la slide matadora de Campillo, y podría seguir y seguir hablando maravillas de este discazo. Luego vino el cambio de dirección, que con el paso del tiempo, no fue para tanto, motivado por las pocas ventas, el rechazo de muchos de sus fans, y su camino a convertirse en una banda de rock para todos los públicos, eso sí, no exenta de calidad, y su actual status, así como sus últimos coqueteos con el blues, el soul, y el country. Pero lo que está claro es que estos dos discos son irrepetibles.


 

ROSSINGTON COLLINS BAND

 "ANYTIME, ANYPLACE"

 "THIS IS THE WAY"


Dos años después del fátidico accidente que sufrieron, algunos de los sobrevivientes de Lynyrd Skynyrd decidieron superar sus secuelas psíquicas y físicas, pero sobre todo psíquicas, volviendo a la música. Así, Gary Rossington, Allen Collins, Billy Powell y Leon Wilkeson, unieron fuerzas con la espectacular vocalista Dale Kranzt, que con el tiempo sería esposa de Rossington, y corista en los Skynyrd, Barry Lee Hartword de tercer guitarrista y Derek Hess a la batería. Y esta formación grabaría estas dos joyas, que deben estar en toda estantería de fan del southern rock en general, y de Lynyrd Skynyrd en particular. Krantz demostraba un registro potente de voz, y un estilo cantando incluenciado por Janis Joplin, que le daba una personalidad especial al sonido de la banda. ¿Temas destacables? Todos. A mí me molan mucho "Don't Misunderstand Me", que es un temón en toda regla, en el que brilla en especial el piano de Powell y el solo de Allen Collins, "Prime Time", "Three Times Bad", "One Good Man", el boogie "Opportunity", "Winners And Loosers" o "Misery Loves Company", todas ellas, del primer disco. De "This Is The Way", su segundo, me gustan "Gotta Get I Straight", un boogie sureño guapísimo, "Tashauna", tema dedicado a John Lennon, en el que se luce de nuevo Billy Powell al piano, "Gonna Miss It When It's Gone", esa demostración de gospell de "Pine Box", y ese rock&roll trotón de "Don's Stop Me Now".


 


 ALLMAN BROTHERS BAND 

 "THE ALLMAN BROTHERS BAND"

 "IDLEWILD SOUTH" 

 BROTHERS AND SISTERS"

 "SHADES OF TWO WORLDS"

 


Pues sí, esos son los cuatro discos que más me gustan de la Allman Brothers Band. Y mira que es difícil elegir entre todas las maravillas que han grabado en todas sus épocas. Pero en su disco de debut, el cual puso en el mapa la etiqueta de southern rock, vienen clasicazos como "Dreams", "Whipping Post","Trouble No More", o "Don't Want You No More", que hacen que el disco sea de escucha obligada, sí o sí. Nunca se había escuchado antes a una banda tan sólida mezclando jazz, blues, country y rock de esa manera. Se entiende porqué Duanne Allman era considerado un puto genio, escuchándolo de nuevo. Y en Idlewild South, su segundo disco, vienen perlas como "Midnight Rider", "Revival", "In Mamory Of Elizabeth Reed", o "Please Call Home", que pasarían a ser clásicos inmortales del grupo, así como temones como la versión que hicieron del "Hoochie Coochie Man" de Muddy Waters, transformándola en tema propio.

 

 Y qué decir de "Brothers And Sisters". Ya sin Duanne, Dickey Betts conseguía más protagonismo, como se puede comprobar en esa maravilla country que es "Ramblin' Man", o en "Wasted Words", pero además, había otras joyas como eran "Come And Go Blues", la bluesera "Jelly Jelly", la funkie "Southbound", y por supuesto, el que quizás sea su tema más conocido por el gran público, el instrumental "Jessica". Discarral en toda regla.


 

 Y mi disco favorito de la etapa noventera de esta gente, "Shades Of Two Worlds", tiene maravillas del calibre de la épica "End Of The Line", en la que las guitarras de Betts y Warren Haynes suenan a gloria bendita, la jazzistica "Bad Rain", "Nobody Knows", "Desert Blues", ese pedazo de blues que se llama "Get On In Your Life", el boogie sureño de "Midnight Man", la bonita instrumental "Kind Of Bird", totalmente jazzy, y una magnífica versión del clásico blues "Come On In My Kitchen". Brutal


 


 LYNYRD SKYNYRD

 "(Pronounced 'lĕh-'nérd 'skin-'nérd)"

 "SECOND HELPING"

 "STREET SURVIVORS"

 "TWENTY"



De su disco de debut, en el que nos decían cómo pronunciar su nombre, sólo con decir "Free Bird", ya debería bastar para saber porqué está en este artículo. Pero ahí, en ese pedazo de tema, no acaba la cosa, ya que además estaba "Things Going On", en la que denunciaban las condiciones de vida en los ghettos negros, "I Ain't The One", dos maravillas como son "Tuesday's Gone" y "Simple Man",y la marchosa "Gimme Three Steeps". No se puede decir más. Si no han oído este disco, háganse un favor, y escúchenlo.


 

 "Second Helping" contenía la polémica y a la par mítica "Sweet Home Alabama", la maravillosa "The Ballad Of Curtis Loew", dos cañonazos rockeros que son "Working For MCA" y "Don't Ask Me No Questions", "Swamp Music", su versión del tema de JJ Cale "Call Me The Breeze", y "The Needle And The Spoon". Una colección de temones de las que hacen época.


 

 Sobre Street Survivors, ya escribí largo y tendido, y lo pueden leer aquí mismo.





 Y "Twenty", sin duda, es mi disco favorito de los Skynyrd post clásicos. En el veinte aniversario del fatídico accidente, la banda, que llevaba reunida desde primeros de los 90 (aunque la cosa se fraguó en el 87), contaba con una formación de campanillas, con la incorporación de nuevo del ex Blackfoot Rick Medlocke, esta vez a la guitarra, en lugar de la batería como en los comienzos, y el gran Hughie Thomasson de los Outlaws, también a la guitarra, por supuesto. Y grabaron un discarral redondo, en el que brillaban temas de la categoría de la hard rockera "We Ain't Much different", "Bring It On", la emotiva "Home Is Where The Heart Is", Una revisitación de un viejo clásico de la banda, que era "Travelling Man", cantado a medias, por las maravillas de la tecnología, por Johnny Van Zant, y su hermano fallecido Ronnie, la bluesera "Voodoo Lake", o "Berneice". Decir que con este disco, vinieron a presentarlo a España tocando por primera vez por aquí. Yo les vi en la Riviera, y fue memorable.

 

 Y aquí acaban estos articulillos dedicados a mis discos favoritos de este género. Espero que los hayan disfrutado. ¿cuáles son los suyos?