6/29/2007

...Y AL FINAL, VOLVIERON A DEMOSTRARLO







Y con creces, volvieron a demostrar Sus Satánicas Majestades, anoche en el Calderón, porqué son la mejor banda de rock'nroll del mundo. Cuatro años después de su última visita por estos lares, después del desplante del año pasado, al final, nos dieron justo lo que queríamos. Una fiesta rockera en toda regla, en la que la banda estuvo pletórica. Jagger intentando agradar al respetable, en señal de que le perdonáramos la anulación de los shows del verano pasado, comunicándose en un español con marcadísimo acento, en cada momento, y mostrándonos, cómo todavía sigue en pie su pacto con el diablo. A punto de cumplir 62 castañas, el jodío sigue siendo un frontman de primera, con sus carreras por el escenario, y cantando bastante bien. Ron Wood, salvando las castañas del fuego en la primera parte del concierto, a un borrachísimo Richards, que, bueno, ya sabéis, es Keith, y es así como le queremos. Con sus puntos alcohólicos, sus momentos cachondos, sus metidas de gamba, y ese aspecto de viejo pirata curtido en mil batallas. También hay que decir que cuando espabiló, cumplió más que de sobra con la guitarra. Charlie Watts en su papel de manera extraordinaria, y la banda de acompañamiento, en la que destacan la impresionante, a todos los niveles Lisa Fisher, el teclista Chuck Leabel y el saxo, Bobby Keys, cubriendo las espaldas a los Stones, de manera impecable.

El repertorio, como no podía ser de otra manera, de quitarse el sombrero, con muchos detalles para los muy fans, como fueron esos "She 's So cold", o "Monkey Man", clásicos inmortales que no pueden faltar, a la altura de "Jumpin' Jack Flash", "Start Me Up", con la que abrieron el concierto, la funky "Miss You", con la que se desplazaron hacia el dentro del recinto, "Honky Tonk Women", "It's Only Rock'NRoll" o el broche final con "Brown Sugar", la increíble "Tumblin' Dice", y un fantástico homenaje a Ray Charles, en forma de dueto, entre Jagger y Fisher, versioneando "The Night Time Is The Right Time", en el que la Fisher nos dejó boquiabiertos y nos recordó a algunos, porqué somos heterosexuales.
Por cierto, que de "A Bigger Bang" se olvidaron por completo. Pero a quién carajo le importa, cuando tocaron todo lo que tocaron. No seré yo quien se queje, la verdad





Los más jóvenes, que les vieran por primera vez, imagino, que saldrían flotando. Los más veteranos, podremos comparar, y gustarnos más una gira que otra, pero ninguno salió decepcionado, salvo que sea un androide.

2 comentarios:

El Androide dijo...

Volvieron a demostrarlo, sí. Volvieron a demostrar que son unos millonarios sinverguenzas sin ningún talento, acabados y sobrevalorados

pistolas dijo...

Y si usted pagó para verles, volvió a demostrar ser un capullo, que paga por ver grupos que no le gustan.

Si no es así, simplemente disfruta criticando lo que ignora, solo para tocar los cojones. Porque si no les vió, no tiene pruebas de que estén acabados, y si no les escucha, tampoco las tiene sobre su hipotética falta de talento.

Más talento que sus detractores tienen. Al menos, no tienen que trabajar de 9 a 5 como ellos. Y si son millonarios, como miles de bandas que seguro que a usted le gustan, pues hombre, será porque venden discos y llenan conciertos.No sé qué tiene de malo.