6/24/2012

"SOME GIRLS"

Por fin ha caído en mis manos la reedición que se publicó el año pasado, del disco con sabor neoyorkino de los Stones. Los fans de la banda, ya sabéis que este trabajo recogía la esencia de esa ciudad, de la que se habían impregnado los Stones en esa época, en el año 78, en que se publicó. La influencia de la música disco que Jagger escuchaba en el Studio 54 está presente en "Miss You", un tema que sí, será discotequero, pero se defeca encima de lo que hoy en día se entiende por música de baile,  la balada "Beast Of Burden" rezuma soul por los cuatro costados,  y también nos encontramos con rockanrollazos marca de la casa como "When The Whip Comes down", "Lies" o "Respectable" que recogen cierta influencia del punk neoyorkino de por entonces, que triunfaba en el CBGB, en cuanto a actitud y demás, cachondos ejercicios de country como "Far Away Eyes", blues con letra guarraza a la vieja usanza, como el que da título al disco, o el inevitable temazo en el que Keith Richads está pletórico canturreando, que se llama "Befolre They Make Me Run". Uno de los mejores discos de la banda, y de los más variados estilísticamente, para que luego encasillen a los Stones, en el cajón de las bandas que siempre suenan igual. Uno de esos discos, de los que no puedes citar una canción favorita, porque lo son todas. Cada día citarías una distinta.




Pero no acaba ahí la cosa, ya que en el segundo CD de esta reedición, viene la golosina para quienes ya nos tenemos trillados los temas de la edición clásica. Aquí han metido 12 temazos que nunca habían salido a la luz, y que muestran la cara más rockera de los Stones.  Incluso conozco a algunos de sus detractores, a los que les he puesto esto, y han alucinado en colores con gemas de la talla de ese rock&roll con reminiscencias de Ricky Nelson, que es "Claudene", con ese piano trotón de Ian Stewart, el boogie de "So Young", cuyo estribillo llega a recordar incluso a los AC/DC de por aquel entonces, y en el que vuelve a lucirse Ian Stewart con el piano, la continuación a su "Dead Flowers" en la forma de "Do You Think I Really Care", ese bluesazo con Jagger a la armónica, que lleva por nombre "When You're Gone", que respira negritud por todos los putos poros, el baladón de "No Spare Parts", el rock&roll que se marcan en "Tallahassee Lassie", o el de "I Love You Too Much", con Keef dándole a la armónica, esta vez, además de, por supuesto a la guitarra, con su mítica afinanción en Sol abierto, los otros dos pedazos de blues que son "Keep Us Blues" y "Petrol blues", este último con Jagger solito cantando y tocando el piano, sin ningún acompañamiento más, y esa maravillosa versión del clásico country de Hank Williams, llamado "You Win Again". Vamos, un disco que te hace preguntarte por qué cojones no habían publicado nunca estas joyas, y que, al igual que el otro, no puedes destacar un tema favorito, porque lo son todos. Si eres fan de los Stones, debes tener esto. Si no, también.





6/17/2012

TAPIMAN

Si ustedes creen que el hard rock patrio comenzó con Barón Rojo, Ñu y todos los grupos del sello Chapa, andan pelín equivocados. Ya en nuestro régimen de terror genocida anterior al actual, se rockeaba, a pesar de las dificultades por aquello de ser la reserva espiritual de occidente, que decía el sátrapa gallego. No hace falta que les cuente a ustedes todo eso del rock que se daba por la parte de Andalucía, cuyo exponente más cercano al hard rock eran los sevillanos The Storm, y toda la escena progresiva y jazz de Catalunya. Concretamente en esta última, surge la banda sobre la que voy a escribir. Máquina! era una de las bandas punteras de esta escena, y como les pasaba a muchos grupos por aquel entonces, hubo una desbandada forzosa de miembros debido a tener que cumplir con sus obligaciones militares. Concretamente, fueron llamados a filas el líder de la banda, Enric Herrera, en octubre del 70, y al poco tiempo después, "Luigi" Cabanach. Los dos miembros que quedaron, el guitarrista Josep Mª Paris y el batería Josep Mª Villaseca, más conocido como Tapi, intentaron mantener a la banda en activo, con la ayuda de todo un Demmis Roussos (cuando se dedicaba a esto del rock progresivo con Aphrodite's Child, antes de convertirse en el gordo de las túnicas y las baladas, tan popular entre nuestras madres de por entonces). Pero en el 71, el trío parte peras y se va cada uno por su lado. Máquina! se volvería a reformar, con Herrera,  y miembros de otra banda, llamada Crac, aunque no llegarían a alcanzar la fama del gordo de las túnicas. Pero nuestro protagonista, Tapi, montaría uno de los mejores grupos (y menos conocidos) de hard rock que haya dado la península: Tapiman.

Para ello, Tapi unió sus fuerzas al guitarrista Miguel Angel Nuñez, creando el nombre de la banda, al unir el mote de uno, con las iniciales del otro. Como bajista, reclutaron a Pepe Fernández, antiguo componente de Vértice, una banda de blues rock, con muchas influencias de los Bluesbreakers de John Mayall, conocidos por Tapi, al haber compartido sello y gira con ellos, en sus tiempos de militancia en Máquina!.

Como tantas bandas de fuera, como Black Sabbath, Lucifer's Friends, o Blue Cheer, el sonido de Tapiman, recogía las influencias del blues rock de bandas como Cream, Jimi Hendrix Experience o Mountain, endureciéndolo a base de bien, aunque añadiendo en los temas que aparecen en su primer single, "Hey You" y "Sugar Stone" (porque además, cantaban en inglés los chavales) partes de órgano, panderetas y maracas. Tras la grabación del single, Miguel Angel Nuñez es llamado para el suplicio militar, por lo que Tapi y Pepe Fernández tienen que buscar nuevo guitarrista. Esta plaza, la ocupa Max Sunyer, experimentado músico catalán, cuyo curriculum da para todo un artículo dedicado a él, con muchas influencias del jazz y  el rhythym and blues, además de las que había adquirido en sus últimas bandas anteriores, los Go-Gos, Wagon, o Vértice, en los que había conocido a Pepe Fernández, que no eran otras que las mismas que Tapi y Pepe Fernández. el blues rock de Cream, Hendrix, Canned Heat, Mike Bloomfield, etc.



Con la incorporación de Max, la banda evoluciona a un rollo más virtuoso, sin perder la crudeza y energía originales, como se puede observar en el single que por entonces publican, con los temas "Love Country" y "Walking All Along The Life". Y en  1972, Edigsa publica por fin su disco de título homónimo, totalmente homologable a discos de la misma época de bandas foráneas mencionadas más arriba, con las que comparten sonido e influencias. Este disco era pieza de coleccionista, hasta hace bien poco, concretamente este año se ha reeditado y remasterizado, quizás por ser una banda de culto entre muchos fans del stoner y del heavy metal setentero, gracias a Internet (hay montones de blogs extranjeros en los que se reseña al disco y a la banda), y la verdad es que temazos como "Don't Ask Me Why", "No Control", "Driving Shadow" o "Wrong World", muestran un nivel acojonantemente bueno, teniendo en cuenta que la banda venía de un país en un momento, con unas circunstancias nada favorables para este tipo de música.  Si ustedes no les han prestado atención, ya están tardando.

6/05/2012

BOBBY DURANGO

Otro más que se une a la fatídica lista de rockeros caídos en los últimos años. Una trágica pérdida del frontman de una banda que mereció mucha mejor suerte. R.I.P. Bobby.