1/04/2014

THIN LIZZY EN ESPAÑA






Para recordar a Phil Lynott, en el 28 aniversario de su muerte, se me ha ocurrido hacer este pequeño artículo, sobre la primera visita de Thin Lizzy a España, allá por los 80. corría el año 82, cuando los irlandeses incluían a este país en la gira europea de "Renegade". Imagino la espectación entre los heavies hispanos ante tal acontecimiento, a pesar de que "Renegade" no gozase de la popularidad de sus trabajos más clásicos, lo cual no significa que éste fuera un mal trabajo. Tanto "Chinatown", su predecesor, como el disco de la portada de la bandera, me parecen dos discos magníficos, aunque Gary Moore hubiera abandonado la nave, y le sustituyera el exPink floyd Snoowy White.





Al pasar por Madrid, Scott Gorham sufrió una intoxicación alimentaria (versión oficial), así que, Snoowy tuvo que ocuparse de todas las partes de guitarra, y, a juzgar por lo que se puede escuchar en algún pirata que circuló en forma de cinta de casette por el rastro, y por testigos del concierto, el hombre superó con creces la prueba. Yo tuve la oportunidad de escuchar la grabación pirata, y el concierto, a pesar del evidente mal sonido de un pirata, era de sobresaliente. Como dato anecdótico, en el pirata que escuché, se oye con todo lujo de detalles, una pelea anterior al show, como mandaban los cánones de los conciertos de la época, en los que era bastante frecuente este tipo de cosas. Otra anécdota, es que, a mi viejo colega Jesús, el cantante de los Mabel, Mike Tramp, que por aquel entonces vivía por aquí, le pidió en el concierto, papel de fumar, pero eso es otra historia.






Aprovechando el tirón que estaba teniendo el heavy metal y el hard rock, entre la juventud en esos años, el programa "Aplauso", preparó un especial dedicado a dichos estilos, en el que aparecieron, unos actuando en el plató, o en el escenario de la Joy Eslava, y otros, mediante videoclips, Obús, Cheap Trick, Van Halen, Ted Nugent, Meat Loaf, Iron Maiden, Barón Rojo, AC/DC, y cómo no, Thin Lizzy, que actuaron (eso sí, con playback, que era como, por desgracia, se hacían todas las actuaciones en televisión) presentados por Paco Pérez Bryan,  "interpretando" tres temas: "Jailbreak", "Chinatown" y "Hollywood". Esta actuación se puede ver por youtube, a día de hoy.



Teniendo en cuenta de dónde salíamos, la época y el país, esto debía ser un jodido oasis en un páramo. No os digo nada, hoy en día, con la sequía de rock en las televisiones generalistas españolas.

Años después de que Lynott falleciera, cuando decidieron reunirse sus antiguos compañeros para rendirle tributo tocando sus temas en directo, Thin Lizzy han venido más a menudo, dando emotivos shows, pero eso, es otro cantar.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente. Siempre es grato leer algo sobre mi banda favorita, Thin Lizzy. Todavía guardo con cariño los conciertos de Madrid y Valladolid todavía en cassete, jajaja. Donde se aprecian muchas cosas como comentas (en el de Valladolid también). Sólo una pequeña corrección, era la segunda vez que tocaban en España, puesto en 1978 tocaron en un festival en Ibiza. Gracias por compartir experiencias.
Felixin.

we will dijo...

Una de mis cinco bandas favoritas de todos los tiempos junto a Van Morrison, Bruce Springsteen, Lynyrd Skynyrd, Dire Straits y Queen, de los que fueron teloneros en sus inicios. Yo puedo decir con mucho orgullo que SI estuve en el concierto de Madrid, en el antiguo pabellón de baloncesto de Real Madrid. De la pelea no recuerdo nada, del concierto... inolvidable para mi, ya era mi grupo favorito desde hacía varios años, al igual que los mencionados, de verdad fue un pasote. Una gigantesca bandera roja de seda ondeaba de fondo en el escenario envuelta en una enorme neblina. Clavaban las canciones y Phill demostraba su poderío. Si sustituyeron a un guitarra en el último momento no lo he sabido hasta hoy.

Respecto al desierto español, es cierto. Visto en retrospectiva, era el inicio de la movida, pero realmente los grupos españoles no eran malos, eran peores: mala calidad musical, mal material, pésimo sonido en directo, no se podían comparar con estas bandas y otras muchas. Yo he aprendido a quererlos por nostalgia, pero en la radio española, con rarísimas excepciones, sólo se oía basura, y la gente en general sabía poco de música. No existía internet, ni CD´s... nos juntábamos durante días para oir el último LP que hubiera comprado algún amigo, no se como no se gastaban. Los cassette podían ser verdaderas joyas si habían sido compilados por buenos oídos. Los locales de copas se elegían en función de la discoteca (colección de discos) y el gusto del dueño al seleccionar la música. En fin, un mundo tan diferente que cuesta trabajo creerlo, pero para muestra un botón: "Searching for Sugar Man". Eso es realmente un milagro irrepetible que sólo se puede explicar en un mundo aun pendiente de globalizar como en el que vivíamos. Un saludo